¿Qué es la cédula de habitabilidad?

Para poder dar de alta un suministro, para poder comprar o alquilar una casa y en otros muchos casos puede ser necesario contar con una cédula de habitabilidad que acredite que un determinado espacio cumple los mínimos requisitos de higiene, solidez y salubridad.

Este tipo de acreditación caduca a los 15 años y esta legalizada por las comunidades autónomas. En ella se asegura que se cumpla con el equipamiento mínimo que debe tener una vivienda respecto a sus superficie mínima.

Casos de demanda

Los casos en los que más se demanda esta célula de habitabilidad es para contratar o dar de alta servicios de luz, gas o agua o para vender o alquilar algún inmueble.

En el caso de que este documento se haya caducado o no se tenga, habrá que contactar con algún arquitecto o arquitecto técnico para que lo realice. Para ello inspeccionará la vivienda y determinará si cumple o no con la normativa. Así podrá expedir una nueva cédula de habitabilidad.

Si necesita de una cédula de habitabilidad no dude en contactar con nosotros ya que por apenas 80 euros (IVA incluido) podemos encargarnos de ello.