Trucos para mantener la casa fresca de forma económica

Llegando el verano las temperaturas suben considerablemente y pese a que quedarse en casa es una buena opción para evitar las temperaturas extremas. Debemos aprender a refrescarla para evitar los días más calurosos y que nuestra factura no se vea afectada.

Cuando el sol pega fuerte baja las persianas. Si evitamos que los rayos entren en casa, evitaremos que la calienten. Incluso si el aire llega a ser muy caliente, cierra las ventanas para evitar que entre.

Por la noche abre tus persianas y ventanas para que entre el aire y el aire refrescante pueda ayudarte a dormir.

Guarda las alfombras, cambia las sábanas, utiliza colores claros para decorar y pintar tus paredes, todo esto dejara tu casa más fresca y los colores evitarán la absorción del calor.

Evita usar el horno y los fogones, al cocinar ya que desprenden mucho calor, al igual que la lavadora y el lavavajillas.

Cambia tus bombillas incandescentes por unas de bajo consumo o led que apenas aportarán calor a la estancia y ahorrarás de forma considerable en luz.

Moja los suelos exteriores para evitar la absorción de calor en estos.

Con estos consejos podrás mantener la casa mucho más fresca sin necesidad de aportar un gasto excesivo al consumo.

Call Now Button